Viajar por Jaén

Viajando por Puerto Alto, una pedanía a tan solo catorce kilómetros de Jaén

29/04/2018

La “cultura” de destruir y arrasar con edificios y libros muy bien documentados en Jaén y provincia ha provocado que hoy en día desconozcamos parte de la historia que tuvo en su día Puerto Alto y que los propios habitantes de esta pedanía ignoramos. Puerto Alto como todos los núcleos de población tienen su propia historia, el problema es que nadie ha intentado recuperar la historia de esta zona de Jaén para que propios y extraños conozcan un poco más su pasado histórico.

Como he dicho antes desgraciadamente no tenemos mucha información sobre nuestra pedanía, solo pinceladas que hemos conseguido saber por medio de los pocos libros que están debidamente documentados y también de las historias que nuestros abuelos nos contaban de lo que había pasado por aquí y por estas sierras.

Hay muy poco escrito sobre Puerto Alto, pero curiosamente nuestra pedanía es nombrada por Pascual Madoz en su magna obra “Diccionario geográfico-estadístico-histórico de España y sus posesiones de Ultramar” que se editó en nuestro país entre 1846 y 1850 y que supuso quince años de intenso trabajo. De Puerto Alto destaca que es una zona calificada como “cortijada” que pertenecía al núcleo urbano de Jaén, al igual que Otiñar, Puente de la Sierra, Valdecañas, Vega de los Morales, Vega del Infante, Lope Perez, Los Tejares, Frailes, Juan Ramos, Batán del Obispo, Puente de Tablas, Pozuelo y Grañena.

La esencia de lavanda se extraía por estas sierras de Puerto Alto

Madoz resalta la riqueza paisajística y natural de Puerto Alto en el que nombra la distinta arboleda existente en la sierra como encinas, chaparros, lentiscos, espinos, cornicabras, madroños, quejigos, pinares y otros árboles silvestres. Sobre el sustento económico de Puerto Alto destaca la importante producción de tomillo, alcaparreras, espárragos, olivos y viñas. Una de las cosas que más sorprende el estudio que recoge Pascual Madoz, es la mala calidad del agua que existía en los pozos existentes tanto en Puerto Alto como en Otiñar debido a su alto contenido de sal. Una anécdota que no debería pasar por alto, es que según Madoz, los habitantes de las cortijadas de Puerto Alto, Otiñar y Puente de la Sierra llamaban popularmente al río Guadalbullón el de “La Plata”. Sería bueno saber el por qué.

Aquí se extraía la esencia de lavanda

Después de este detalle que como insisto está recogido en uno de los mejores libros que existen en España y que es consultada por los historiadores, investigadores y arqueólogos, ya que contiene interesante información sobre ruinas, restos y posibles yacimientos arqueológicos que había en esa época en España, podemos detallar muy brevemente otros aspectos históricos de Puerto Alto.

Es sabido que debido a su perfecta situación estratégica, Puerto Alto sirvió de enclave para el ejército de Napoleón Bonaparte en su intento de atacar la ciudad de Jaén en 1810. Se sabe que el ejército napoleónico montó en plena sierra un escuadrón preparado no solo para iniciar el ataque a la ciudad, sino que gracias a su perfecta visión de la zona de Pegalajar, La Guardia de Jaén y de otras zonas que rodean la ciudad de Jaén, sirvió para defenderse de las tropas españolas que estaban alertadas de los posibles ataques del ejército francés, ya que el avance a la ciudad era inminente. Se desconoce cuánto tiempo estuvieron por nuestra sierra, pero lo que sí se sabe y es conocido por los habitantes de Puerto Alto es que la zona de asentamiento se le denominó “Plaza de Armas” que todos conocemos. Sin duda, el ejército francés acertó de pleno, porque su enclave es perfecto.

Y para finalizar esta pincelada histórica de Puerto Alto quisiera terminar con un lugar que posiblemente los más mayores habrán entrado y salido cientos de veces, que es Casa Grande. Para aquellos que lo desconozcan este cortijo fue en su día residencia veraniega de los obispos de Jaén, aunque no fue la única residencia que tenían los obispos en la provincia. Se sabe que ya en el año 1.500, los obispos pasaban sus veranos por estas tierras, pero donde quizá habría que indagar más para conocer con exactitud que obispos veraneaban por Puerto Alto, es investigando la vida de Fray Melo Diego de Portugal, obispo de Jaén de 1.795 a 1.816. Se sabe que fue fraile agustino antes de ser nombrado Obispo de Jaén y que gran parte de su pontificado residió en Valdepeñas de Jaén donde se había construido una casa palacio. Hay una gran vinculación entre este obispo y Puerto Alto, ya que se cree con certeza que frailes de su orden se encargaban del mantenimiento y custodia de la residencia veraniega en el momento de la invasión francesa y la ocupación de Jaén por las tropas de Napoleón.

Hace dos décadas se encontraron en las inmediaciones de Casa Grande un pergamino enterrado en una caña, que a pesar de su deterioro se podía leer perfectamente un escrito de uno de los frailes que residía en Casa Grande. En él, advertía que bajo un lugar conocido como el árbol de “Matusalén” había enterrado joyas, vasijas, etc., de gran valor provenientes de la residencia, que tras la amenaza de invasión por parte de las tropas francesas habían decidido enterrarlas para salvaguardarlas del enemigo. La fecha de ese pergamino era enero de 1.810, es decir a escasas semanas del triunfo napoleónico en su conquista de la ciudad de Jaén, que se produjo en el mes de febrero de dicho año.

Hoy son visibles en Casa Grande los distintos rasgos edificativos de casa señorial con algunos ornamentos religiosos, destacando su capilla con un pequeño altar y oratorio en la planta baja aunque actualmente en ruina. Hace algunas décadas eran visibles sus escudos heráldicos, quizá de los obispos que pasaban su verano allí.

Esta es una pequeña referencia con base histórica de Puerto Alto y que en muchos casos está documentada. Es muy posible, si todos nos lo proponemos podamos seguir sacando a la luz más información sobre nuestra pedanía en los diferentes archivos históricos que tenemos en Jaén y que podrían sacar a la luz más información histórica de Puerto Alto.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.