Una visita por la Sinagoga del Agua en Úbeda

En Úbeda existe un lugar secreto, un lugar que nadie conoce. Un lugar maravilloso, por su belleza, pero sobre todo por su historia. La Sinagoga del Agua de Úbeda, recibe este nombre por lo que esconde en lo más profundo de sus cimientos, en el origen mas remoto de su función ancestral.

En la primera sala podemos ver muebles y decoración de la época y los restos de un arco tapados por otro muro posterior.

La sinagoga de Úbeda era especial en tanto en ella se celebraba una ceremonia cabalística: la de la creación. En la visita, lo más llamativo está abajo. En una pequeña sala abovedada veremos unas escaleras que descienden a un pequeño estanque con agua. Es un mikveh o, lo que es lo mismo, un estanque de purificación para los rituales judíos.

Espacio dedicado a los rituales en la sinagoga, en el que recientemente se han celebrado una boda Judía, la fiesta de Pesaj (Pascua Judía) y la Hannuká (Fiesta de las Luces), entre otros.

Este baño purificador estaba destinado principalmente a las mujeres. A las novias (también a los novios) antes del casamiento y a las mujeres en general después de la regla y del parto. Asimismo se utilizaba para aquellos que se convertían al judaísmo.

En cuanto a los hombres, debían sumergirse en el baño ritual después de las emisiones nocturnas, antes de al celebración del Sabat y en cualquier otra situación que requiriese una purificación espiritual. Es tal la importancia que se da a este uso que muchos rabinos declaran que es más importante en una comunidad judía la construcción de un mikveh que la de una sinagoga.

Aboda Zarah, tratado en el Talmud, facsímil editado en el año 1957. El original se escribió en Úbeda a finales del año 1290 por Shelomo ben Shaul ben-Albagli.

La forma de conocimiento que supone la cábala alcanzó entre los judíos sefarditas cotas esotéricas que iban más allá de la ortodoxia rabínica. Y en la sinagoga del Agua se nos muestra de un modo más evidente y físico la prueba de ese conocimiento. A través del fenómeno lumínico del día de San Juan.

La sinagoga de Úbeda nos propone una visita especial, que el viajero debe procurar que se produzca un 21 de junio, el día del solsticio de verano. Ese día, un rayo de luz que entra por una trampilla del piso superior incide en el arranque de la escalera y ‘baja’ por los peldaños hasta sumergirse en el agua. Es la propia luz la que purifica el agua, un agua que solo luego será capaz de purificar al que se bañe en ella.

Objetos decorando el sótano en la sala Mikveh.

Parte de la edificación de la sinagoga fue la antigua casa del Inquisidor (habitada por el jefe del Santo Oficio tras la expulsión de los judíos dictada por los Reyes Católicos), y en la actualidad ha sido acondicionada para conocer la cultura sefardí, por lo que se han añadido pinturas, cerámicas, documentos y elementos decorativos propios de un lugar como este.

Uno de los siete pozos que se pueden ver en la Sala sinagogal de la Sinagoga del Agua de Úbeda

La visita el viajero la puede comenzar por la Sala del Inquisidor, que debía de ser parte de las estancias del rabino, como el patio porticado que le sigue y que hace de antesala de la propia sinagoga, a la que se accede por la Puerta del Alma, original del edificio.

El interior de lo que es la sala de rezo está dividido por dos arcos y cuenta con siete pozos comunicados entre sí. Por debajo queda el mikhev, el lugar donde se efectuaba el baño ritual de purificación, además de otros espacios.

La sinagoga estuvo sepultada durante cientos de años bajo toneladas de piedras, escondida tras gruesos muros de piedra y arena que han sido abiertos descubriendo el tesoro que escondía. Aunque se han perdido unas cuantas estancias, se han recuperado siete, que se pueden ver en la visita.

La Galería de Mujeres vista desde la nave central de la sala sinagogal

La entrada a la casa-museo se hace por la calle Roque Rojas nº2. Las visitas sólo se pueden realizar en grupos y con guía, concertando cita previa a la empresa que lo gestiona, Artificis (calle Baja de El Salvador nº2 23400 Úbeda, teléfono: 953758150   http://www.artificis.com.

Abre de 10.30 a 14 horas y de 17.30 a 20.30 horas. El precio oscila entre los 4,50€ (General), Niños (3,50€) menos de 12 años y para grupos de más de 15 personas (3,50€)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

You May Also Like