Vía Verde del Aceite

Mapa de la Vía Verde del Aceite (pulsa en la imagen para ampliar)

La Sierra Sur de Jaén espera al viajero por senderos flanqueados de olivos, castillos y cerros rocosos. La Vía Verde del Aceite es un camino para recorrer en bicicleta de montaña, una ruta de cincuenta y cinco kilómetros que discurre por una antigua línea ferroviaria que en su día unió Jaén con Campo Real (Córdoba). Este inmenso mar de olivos es salvado por nueve viaductos metálicos construidos en el siglo XIX. Por esta vía circulaba el denominado Tren del Aceite.

La Vía Verde es una marca registrada por la Fundación de los Ferrocarriles Españoles (FFE) cuyo uso está legalmente restringido a los itinerarios que discurren sobre antiguas infraestructuras ferroviarias. En España existen más de 1.700 kilómetros de infraestructuras ferroviarias en desuso que han sido reconvertidas en itinerarios cicloturistas y senderistas en el marco del Programa Vías Verdes. La Vía Verde del Aceite es una de las más largas de España. Se inicia en Jaén capital y continua por Torredelcampo, Torredonjimeno, Martos y Alcaudete, hasta el límite con la provincia de Córdoba.

Pedalear sobre dos ruedas o caminar por senderos que en otro tiempo acogieron vías férreas es una opción cada día más demandada por los amantes de los deportes al aire libre. Andalucía ofrece un sinfín de posibilidades para los aficionados a la bicicleta de montaña y el senderismo. Así las vías verdes son una perfecta opción para compaginar deporte, historia, paisaje y naturaleza. A lo largo del trayecto que ofrece la Vía Verde del Aceite en la provincia de Jaén conocerás las viejas estaciones de Vado-Jaén, el viaducto de hierro del río Víboras, la Reserva Natural Laguna Honda con las aves que la habitan y todo rodeado de un mar de olivos.

A partir de la estación de Alcaudete, la ruta abandona la monotonía de los olivos, dejando paso a un paisaje más natural, con vegetación mediterránea muy aclarada. Pasado el barranco del Desgarradero se llega al viaducto del río Guadajoz. Al otro lado del viaducto la vía prosigue su trazado en la provincia de Córdoba hasta las Navas del Selpillar, ruta acondicionada que transcurre por la comarca de la Subbética cordobesa.

La Ruta

Km 0

La ruta comienza en Jaén, al final de la Avenida de Arjona. Los primeros metros del recorrido transcurren en paralelo al trazado del ferrocarril activo que se dirige hacia Espeluy. A unos 1.500 m se separa de él y asciende en dirección Martos, en un trazado en arco que esquiva las laderas de la Sierra de la Grana, coronadas por el Jabalcuz. Camino de la primera estación de la ruta (que será Torredelcampo), en el km 6,3 se pueden reponer fuerzas en la fuente del cruce con el camino de Jaén a Torredonjimeno. Al llegar al km 8,8 se avistan las ruinas del cargadero-apartadero de Moralduro, donde se traspasaba a los trenes la producción de yesos de una vecina cantera.

Km 11

La estación de Torredelcampo, en el km 11, es la primera de las grandes estaciones de la ruta. Una vez sobrepasada, se atraviesa el túnel del Caballico, iluminado en sus 333 m. en curva y se llega, en el km 12, hasta el primer viaducto metálico de la ruta: el puente de la Piedra del Aguila (104 m de longitud con su superficie asegurada con un nuevo tablero de traviesas). Más adelante, tras una espléndida vista sobre el olivar y el cruce de otro sobrio viaducto metálico menor, la ruta obliga a cruzar un túnel de 120 m y, a su salida, llegamos a Torredonjimeno.

Km 22

Desde Torredonjimeno, la ruta inicia un sinuoso trazado que le permite ir ganando altura lentamente hacia Martos, siendo necesario salvar la carretera gracias a las pasarelas y los pasos inferiores. La ruta se dirige hacia el casco urbano de Martos bajo su imponente Peñón, que se eleva 350 m sobre el casco urbano y sirve también de referente altimétrico ya que indica que se ha coronado la cima de la Vía Verde (650 m). Desde allí se inicia el descenso, prácticamente ininterrumpido, hasta el final de la ruta en el río Guadajoz. Tras cruzar, en el km 23, la estación de Martos, el camino continúa y lo hace marcado por las cerradas curvas del trazado y por los terraplenes y las trincheras que rompen la perfecta geometría del olivar. En el km 34 aparece el más majestuoso de los puentes metálicos de la Vía, 208 m de longitud sobre el valle del río Salado. Poco a poco, lo abrupto sustituye a las lomas al aproximarse la ruta a las estribaciones serranas de la Subbética.

Km 37

En dicho punto kilométrico el viajero llega a otro espectacular viaducto, el que cruza el arroyo del Higueral, con 133 m de longitud. En estos predios es donde se ubicó la solitaria estación de Vado-Jaén, desde la que continúa la ruta entre magníficos paisajes del valle del Víboras y las cumbres del Ahillo. En el km 42 se llega a otro viaducto de 224 m de longitud a cuyos pies se eleva el puente romano sobre el río Víboras. Poco después, el trazado continúa hacia la estación de Al-caudete y atraviesa dos antiguos puentes metálicos del ferrocarril, sobre los arroyos del Chaparral y de la Esponela.

Km 50

A partir de Alcaudete, la traza abandona la monotonía de los olivos, da paso a un terreno con vegetación mediterránea y llega hasta la Laguna Honda, un espacio natural protegido desde el que se en-tra en el último tramo de la ruta: tres kilómetros en los que la vía traza dos profundas curvas en torno a la Loma de Desjarradero. En el km 52 se cruza el barranco del Desjarradero por un puente metálico de 83 m, aperitivo del espectacular viaducto del río Guadajoz que se eleva sobre dos pilas de vigas de hierro articuladas que sostienen una gran celosía de 200 m de longitud. Al otro lado del viaducto la vía prosigue su ruta en un camino acondicionado de 58 km de longitud por la comarca de la Subbética cordobesa.

Descarga desde aquí el folleto de la Vía Verde del Aceite.