domingo, abril 22

La ruta por las Aldeas Abandonadas de Pontones

Esta ruta por las aldeas abandonados de la Sierra del Segura es un viaje a aquellos parajes, lugares y tierras, que los serranos, desde antiguo, habitaron hasta su forzosa expropiación y expulsión hace más de 50 años. No fue así algunos años atrás, además de los pequeños núcleos urbanos de Pontón Bajo y Alto, existían una serie de aldeas esparcidas por todo el territorio que gozaban de vida y hoy día se encuentran abandonadas y en estado de ruina en su mayoría.

El motivo de esta situación fue la expropiación a la que se vieron obligados sus habitantes en los años sesenta y setenta para la creación de un gran coto de caza. Algunas de estas aldeas incluso fueron dinamitadas, otras tuvieron la suerte de salvarse.

En nuestra ruta visitaremos algunas de ellas. Comenzaremos por las conocidas como Espumaderas de arriba y de abajo, ambas en estado de ruina. Más adelante llegaremos a Las Huelgas, enclavada un lugar que es todo un espectáculo. La siguiente que visitaremos será la de Las Canalejas, haciendo un alto en el camino para disfrutar de un mirador natural sobre la cerrada de Parrate desde el que gozaremos de fantásticas vistas.

Las Canalejas fue una de esas aldeas que sufrió las heridas provocadas por la dinamita, quedando en pie tan solo la iglesia y el pequeño cementerio en el que descansan los restos de algunos de sus habitantes.

De allí nos dirigiremos a Los Centenares, la más grande y mejor conservada de todas ellas. Y por último visitaremos Los Miravetes.

La ruta no presenta grandes dificultades pero si tiene cierta dureza por su longitud, duración y su constante sube y baja (sin grandes desniveles), además del intenso frío que se prevé. Pero estos pequeños inconvenientes quedan diminutos comparados con la grandeza de lo que vamos a contemplar durante el recorrido.

Itinerario: Aldeas abandonadas de Pontones. Sierra de Segura.
Distancia: 18 km.
Duración aproximada: 6,30 h.
Dificultad: Media

“No existe ningún lugar en la Sierra en el que el olvido haya sido más cruel que en estas aldeas de Santiago-Pontones. Obligadas a desaparecer por los intereses espurios de una administración déspota y despiadada, muchos de sus habitantes fueron desalojados forzosamente para ser recluidos en lugares artificiales como Cotorrios o El Vadillo, poblados creados por el antiguo Instituto de Colonización para acallar las conciencias”.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: