Kevin Izquierdo: “La Catedral, Baños Árabes y el Castillo de Santa Catalina son las tres joyas de la corona de Jaén”

Hay mucha gente que dice que la capital de la provincia de Jaén no es atractivo para el visitante ni siquiera para el propio jiennense, pero si hay alguien que ha dado un golpe en la mesa para desmentir eso, es sin duda Kevin Izquierdo que junto con su compañera Luna Biedma crearon la empresa turística Cláritas Turismo.

Gracias al trabajo incansable de éstos dos jóvenes han dado un giro de 180 grados a aquellos que piensan que Jaén capital no puede competir con ninguna otra ciudad turística. Gracias a Cláritas Turismo y su apuesta por acercar Jaén a todo el mundo, este verano por ejemplo están realizado visitas guiadas nocturnas de distintas temáticas al precio de 5€ con cerveza incluida.

Hoy vamos a conocer un poco más a Kevin Izquierdo con la finalidad de que el lector de viajarporjaen.com pueda conocer de primera mano la situación turística de Jaén capital.

¿Como surgió la idea de crear Cláritas Turismo?

Kevin Izquierdo: A raíz de varias prácticas realizadas haciendo visitas guiadas en la Catedral de Jaén durante la carrera de Historia del Arte y durante el Máster de Patrimonio Cultural de la Universidad de Jaén, así como en exposiciones temporales de la Fundación Caja Rural de Jaén, nos dimos cuenta de que la ciudad tenía un potencial histórico y artístico idóneo para poder sacar el máximo partido a Jaén. Tanto mi compañera Luna Sara Biedma, como yo, investigamos aspectos sobre el tema en la ciudad y nos dimos cuenta de que había ciertas carencias en el sector. A raíz de ahí, surgió la idea de poder crear nuestro actual modelo de negocio en el que aprovechar la riqueza monumental de la ciudad junto con nuestra formación para mostrarlo al mundo. Así, decidimos iniciar ésta andadura los dos juntos, en calidad de Gerentes.

El nombre de CLÁRITAS se refiere a un término latino que procede del concepto filosófico que formuló Pseudo-Dionisio sobre la belleza y la armonía: Consonantia et Claritas. De esta manera, éste filósofo, discípulo de Platón, Aristóteles y Plotino, afirmaba que la belleza del ser humano se representa a través del arte. Si a eso le sumamos que el monumento más emblemático de la ciudad, que es la Catedral, presume de una belleza inigualable en cuanto a claridad y luminosidad, decidimos adoptar el nombre de Cláritas para poder trasmitir la belleza del arte a la gente, siempre desde nuestra formación como historiadores del arte. Y el logotipo, es el capitel de Andrés de Vandelvira. Técnicamente, nos hemos visto obligados a tildar el término latino para que la gente pueda acentuarla perfectamente, pues al ser latina, carece de tilde. La idea tanto del nombre de la empresa como del logotipo, así como su diseño fue de Luna Biedma.

¿Qué nivel de conocimiento sobre la capital tienen los turistas que nos visitan?

K.I.: En líneas generales poco. Sí que es verdad que lo que más conocen es el tema del aceite, pero claro, cuando nosotros nos referimos a los turistas y, más concretamente, intentamos enseñar Jaén al turista, precisamente lo que nos interesa es que sepan algo más que el aceite. Sin embargo, al margen de ésto, lo que más conocen de la ciudad es la Catedral. Cualquier persona que llega a Jaén siempre nos pregunta lo mismo. Es más, de un u otra forma, en las visitas guiadas tiene que ir la Catedral como monumento estrella. Al margen, ya vienen otros turistas cada vez más informados acerca de otros monumentos, como son los Baños Árabes y el Castillo de Santa Catalina. Muchos otros también traen presente la Leyenda del Lagarto de Jaén e incluso algunos también el Refugio Antiaéreo. También es cierto que el sector jubilado, bien sea en familia o en grupos organizados, suelen reclamar la visita al Camarín de Jesús. Una pieza fundamental del puzzle que coge bastante protagonismo en ciertas fechas del año.

Desde que nosotros comenzáramos nuestra andadura hace ya 2 años y medio, sí que hemos notado una subida considerable del conocimiento de los monumentos de la ciudad respecto a los turistas, posiblemente por la labor de las administraciones. Aún así, falta muchísimo recorrido por hacer.

Añadir también, que mucha gente que se pasa por Jaén suelen ser familias que previamente años atrás visitaron Úbeda, Baeza o la Sierra de Cazorla y se les quedó pendiente la visita a nuestra ciudad. Y, otros, evidentemente, también han venido por ser la única y/o de las pocas ciudades capitales españolas que les faltaba por visitar. Al fin y al cabo, hay un poco de todo, aunque la dinámica está más encaminada a tener un conocimiento más generalizado de los monumentos más emblemáticos.
¿Qué es lo que más valoran? ¿Y lo de menos?

K.I.: Lo que más suelen valorar los turistas suele ser muchas veces el ambiente que tiene la ciudad, tanto de día como de noche viendo a la gente sentada en las terrazas de los bares y las plazas abarrotadas de gente, como la Pz. Mazas o el Pósito. También valoran la tranquilidad de sus calles para pasear. Y, por supuesto, lo que más suelen valorar es la riqueza monumental que tiene Jaén.

Lo que menos pueda valorar el turista en Jaén es difícil, pues lo que se intenta, o se pretende, es darle gran valor a la ciudad en todos los aspectos posibles. Hay muchos turistas que no suelen valorar la cercanía que tiene la ciudad con otras capitales andaluzas, al igual que tampoco valora a veces la riqueza natural que tenemos alrededor de Jaén, como Jabalcuz, el Neveral, Otíña, etc. Posiblemente sea por el desconocimiento. Lo mismo le pasa al Museo Provincial de Jaén. Un emblemático centro cultural de obras de gran relevancia artística tanto local como provincial y nacional, junto con las mejores colecciones de arqueología no llega a despertar el interés turístico que tienen otros monumentos de la ciudad. Nosotros desde que empezamos hemos apostado por éste monumento, pero aún así, rara es la ocasión que la gente lo demande. Posiblemente porque está fuera del casco histórico. Por eso, esperamos que con la apertura del Museo Ibero, ambos espacios se consideren atractivos turísticos.
¿Qué monumentos sorprenden más a los turistas?
K.I.: Los monumentos que más sorprenden son las tres joyas de la corona: Catedral, Baños Árabes y Castillo de Santa Catalina. En ese orden es como más se sorprenden los turistas con nuestros monumentos. Podemos añadir otros como el Refugio Antiaéreo o incluso el Camarín de Jesús. Según la segmentación y gustos del turista, también suele sorprender mucho el Museo Provincial.
¿Nuestra ciudad sigue siendo de paso o poco a poco estamos recibiendo más turistas incluso en estaciones como la de verano que se opta más por la playa?

K.I.: Interesante reflexión. Lamentablemente sigue siendo una ciudad de paso, en numerosas ocasiones lo podemos comprobar, siendo los periodos de temporada alta para Jaén las estaciones de Primavera y Otoño. Sin embargo, una tónica que se viene repitiendo y acentuando cada vez más en valor positivo es que tanto en Invierno como en Verano, suele haber algo de movimiento turístico.

En Invierno aupado más por familias de Jaén que o bien residen fuera y aprovechan las fechas para hacer turismo por su ciudad natal, o bien traen amigos o familiares para enseñarles Jaén. Y, respecto al Verano, es el verdadero talón de aquiles de la ciudad. El calor hace que la gente prefiera bajarse a la playa, pero poco a poco, vemos como el mes de Agosto se va revitalizando en cierta medida, dejando el mes de Julio totalmente desertizado en cuanto al turismo se refiere. No obstante, hay que añadir que mucha gente aprovecha su escapada vacacional para descansar y visitar Jaén en su viaje a la playa, bien sea de ida o de vuelta, mayoritariamente familias del norte de España y de Madrid.

¿De dónde procede los turistas que nos visitan?

K.I.: Según nuestras estadísticas internas y, en línea con las de la Oficina de Turismo y la de los Hoteles, depende bastante de la época que estemos. Aún así, en Semana Santa, puente de la Constitución, Hispanidad, etc., mayoritariamente el público que suele venir procede del País Vasco, Cataluña, Valencia y Madrid. A ésto, hay que añadirles también la gente de Extremadura, Castilla La Macha y Murcia que suelen venir a pasar un par de días durante los fines de semana. Al igual le ocurre a las provincias de Sevilla, Córdoba y Málaga. También por cercanía, la gente de Granada suele escaparse a nuestra ciudad.

Sin embargo, el contrapunto está en la gente de Castilla y León, Galicia, Cantabria, Asturias, La Rioja y/o Aragón, que suele ser de manera puntualizada. Ni que decir tiene la de las islas, siendo Tenerife y Canarias las que más gente viene a Jaén si las comparamos con las Baleares.
En cuanto a público extranjero, en varias ocasiones hemos tenido tanto grupos como familias procedentes de Sudamérica. También algunos ingleses, portugueses, franceses y/o italianos, pero en muy contadas ocasiones. Todavía necesita Jaén un impulso para éste tipo de turismo extranjero.
Desde tu experiencia ¿Qué logros en materia turistíca se han alcanzado en los últimos años y que ha beneficiado a Jaén?

K.I.:  Hasta la fecha, los últimos años han traído varios logros turísticos, en gran medida creemos que ha sido por un acercamiento entre las administraciones. Un ejemplo de ello es la ampliación de horario de apertura de los monumentos, como el Castillo de Santa Catalina los Lunes, el Convento de Santo Domingo los fines de semana o el amplio horario ininterrumpido de los Baños Árabes.

También en algunas fechas de festividad señaladas, antes era sólo la Catedral la que solía tener un horario especial de apertura. Sin embargo, hoy hay que sumar también Santo Domingo, los Baños Árabes y el Castillo.Otro ejemplo es la reapertura de varios monumentos, como el Refugio Antiaéreo o el Raudal de la Magdalena, que estaban cerrados y ahora se pueden visitar, aunque sea bajo petición previa. Así como también la apertura de otros espacios turísticos nuevos como el Yacimiento de Puente Tablas.
Además, hemos notado como ciertas iglesias, como la Iglesia de la Magdalena o la de San Ildefonso, parece ser que se han concienciado en esa materia, y tienen un horario de apertura y cierre del monumento para poder visitarlo.Algunas señales que se han indo incorporando en la ciudad para indicar ciertos monumentos de la ciudad y así dirigir e indicar perfecta y adecuadamente al turista es otra de las acciones que se pueden considerar como crecimiento en materia turística.
Incluso algunos establecimientos de restauración, se han concienciado de la importancia del turismo y tienen también un horario de apertura y/o cierre especial de cocina pensando en el desayuno, comida y/o cena del posible turista.
Respecto a cuánto ha podido beneficiar todos éstos logros a Jaén, se puede reconvertir en el crecimiento (lento pero constante) del turismo en nuestra ciudad. Añadiendo además la facilidad que tiene ahora la propia ciudadanía de visitar éstos monumentos que hasta hace poco tiempo no tenían tanto horario de visita y/o que ciertos días del año permanecían cerrados y ahora no. Por tanto, son beneficios que se han procurado para el turismo y que éste está respondiendo. Además, también se está empezando a beneficiar Jaén de la difusión y promoción que se está empezando a dar sobre la ciudad en diferentes ferias de turismo, workshops, publicidad, redes sociales, etc.
 ¿Cuál es la asignatura pendiente que tiene Jaén en relación con el turismo?

K.I.:  Diríamos que habría más de una asignatura pendiente que tiene Jaén. La principal, sin duda alguna, debe de ser la sinergia que deben de crear las propias administraciones competentes, independientemente de sus colores políticos, para favorecer el turismo en la ciudad. Hay varios ejemplos en los que algunas de esas administraciones se han unido para realizar alguna intervención, crear un programa cultural o diseñar alguna estrategia turística en determinadas ocasiones y, precisamente, han salido con un notable alto. Por tanto, si en lugar de ser puntual, fuese constante la sinergia y los contactos, Jaén dará un salto de gigante tanto cualitativa como cuantitativamente hablando en materia turística.

Otra asignatura pendiente es la concienciación ciudadana acerca del turismo. Hay mucha gente de Jaén que, por diferentes motivos, no llega a entender, valorar o comprender la importancia del turismo. Y eso se revierte en negativo, reflejándose en la suciedad por ejemplo. Además, otra tarea pendiente sería la limitación de velocidad, coches, etc. en ciertas zonas vulnerables del casco histórico. Todos los días nos jugamos literalmente la vida. Es inconcebible que en la calle Almendros Aguilar no haya una restricción de vehículos o limitadores de velocidad o algo similar, pues cuando vas con la gente, ya sean 2 o 60, tenemos que paralizar nuestro trabajo porque los vehículos aceleran más cuando te ven.

La creación de una policía turística sería un hándicap muy positivo para Jaén, en todos los aspectos. Que el turista se sienta arropado por éste colectivo, daría más alas a que el turista quiera visitar zonas como el barrio de la Magdalena o la Judería a última hora de la tarde, por ejemplo. O incluso para los própios chóferes de autobuses que traen grupos de agencias de viajes, que les asesoren por donde ir con su vehículo y no multarles nada más llegar a la ciudad. Eso da mala imagen. Y no es la primera vez que nos ha pasado. ¿Quién no se ha despistado y/o equivocado por una calle en una ciudad diferente a la nuestra?. Pensamos que todo el mundo sabe circular por Jaén y no es así, hasta los propios giennenses a veces se equivocan.

Y, precisamente ahora que saco éste tema a colación, la señalización vial que tiene Jaén debería de mejorar bastante. Beneficiaría ya no sólo al turismo, sino también al ciudadano de Jaén.
Por último, otra de las asignaturas pendientes que tiene Jaén son las infraestructuras. Si tuviera Jaén autovía directa con Córdoba y Sevilla, habría más transito de turistas. Se ha notado desde que se inauguró el tramo de Úbeda a Jaén. Al igual que las comunicaciones ferroviarias: no podemos ser una ciudad turística si estamos incomunicados por trenes con el resto del mundo.
Y por último, ¿Cuál es tu rincón favorito de Jaén?
K.I.: Tenemos varios rincones favoritos en Jaén. Uno de ellos es el Barrio de la Magdalena, por la trascendencia histórica que ha tenido para la ciudad y otro, el conjunto escultórico de Porcuna del Museo Provincial (Aunque ahora se lo van a llevar al Museo Ibero), por el ritual funerario que esconde detrás. Pero sobre todo hay dos rincones que tienen especial relevancia para nosotros.
El rincón favorito de mi socia Luna Biedma es la terraza de la Torre de la Vela del Castillo de Santa Catalina, porque una vez allí, te embriaga la posición estratégica militar y defensiva que tenía en época medieval cobrando fuerza la comunicación que tenían entre todas las fortalezas de la provincia que vigilaban el paso fronterizo entre Castilla y al-Ándalus; y para mí, el rincón favorito es la Catedral, no sólo por ser la máxima expresión arquitectónica de Andrés de Vandelvira, sino por ser el monumento que inspirase la creación de CLÁRITAS TURISMO.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: